sexta-feira, 13 de abril de 2012

REFLEXOLOGIA PARA EL PACIENTE DE CANCER por Mauricio Kruchik

Um artigo muito interessante, (no original) por um dos maiores especialistas de reflexologia Mauricio Kruchik.


La Reflexología Podal es una forma de terapia basada en el principio que en los pies están reflejados los distintos órganos, glándulas, músculos y tejidos del cuerpo. Nuestra base de afirmación enuncia que al manipular los diferentes puntos en las plantas y empeines de los pies podemos influir sobre los procesos fisiológicos que ocurren en nuestro organismo.

La Reflexología Podal tiene como cometido ayudar al organismo a encontrar su punto de equilibrio alineando la energía que circula dentro de él, permitiéndole potenciar su propia e intrínseca capacidad de curación.

Supongamos que nuestro organismo es una enorme farmacia que dispone de un remedio específico para cada dolencia de éste. La función de la Reflexología será la de contribuir a estimular la aplicación de dicho remedio al problema específico que estamos tratando.

La Reflexología no trata síntomas ni cura enfermedades. En la terapia, el Reflexólogo trabaja con el fin de estimular todas las reservas físicas y anímicas de las que dispone el paciente para que éste se cure a sí mismo. No debemos olvidar que el paciente es un ser humano, ergo un todo indivisible, alma, mente y cuerpo, y no un portador de síntomas o enfermedades. De tal manera, se ayuda a que el organismo del paciente esté mejor predispuesto a curarse. Es así como la Reflexología ayuda a diario a cientos de miles de personas en el mundo entero a fortalecer sus esperanzas y sus recursos para gozar de una óptima calidad de vida, influyendo positivamente en el transcurso de enfermedades agudas, crónicas, autoinmunes y terminales.

La Reflexología no conoce contraindicaciones, y esto debo afirmarlo para disipar cualquier forma de duda con respecto al enfermo de cáncer. La Reflexología no introduce en el organismo del paciente substancias que éste no conozca ni induce al organismo a funcionar contra sí mismo; el organismo potencia sus propias reservas naturales para regenerarse y fomentar su propia curación. Un Reflexólogo experimentado, al tratar una dolencia determinada y de manera específica, sabrá qué reflejos estimular, sedar o manipular con el fin de llegar al equilibrio deseado, cuándo y de qué forma. Hoy en día se acepta a la Reflexología como forma de terapia complementaria e integrativa en prestigiosos centros hospitalarios en todo el mundo dedicados exclusivamente al tratamiento y cura del enfermo de cáncer.

Cómo puede la Reflexología ayudar a enfermos de cáncer?

El mero hecho del contacto físico hace de la Reflexología una terapia ideal para ayudar al paciente de cáncer, ya que dicho contacto le ayuda a fortalecerse desde el punto de vista físico y emocional. Infinidad de estudios comprueban y la Reflexología no es ajena a ello, que las terapias de contacto contribuyen en gran medida a mejorar la disposición y actitud del paciente a curarse.

El contacto de piel a piel favorece el desarrollo de valores, emociones y actitudes como la alegría, el optimismo, el sentimiento de apoyo, la pertenencia, la satisfacción y el amor.

No debemos perder de vista que el paciente de cáncer vive un momento dramático en su vida caracterizado principalmente por la angustia, la incertidumbre y en muchos casos, la melancolía y la depresión. Este difícil momento es acompañado en su mayoría por muy exigentes y agresivas formas de terapia con efectos colaterales difíciles de sobrellevar, minando muchas veces el buen ánimo de las personas más fuertes y mejor dispuestas.

El apoyo y el contacto físico que brindan las terapias de contacto se transforman en pilares fundamentales para el apoyo al paciente tanto en lo físico como en lo anímico, para complementar y mitigar los efectos secundarios de la cirugía, la radio y la quimioterapia.

Desde el punto de vista físico o fisiológico, la Reflexología tiene en el paciente de cáncer las siguientes cualidades, reportadas por los propios pacientes de cáncer, observadas por médicos tratantes y por Reflexoterapeutas:

• Alivia el dolor. La poderosa acción analgésica de ciertos puntos reflejos y su correcta manipulación, contribuyen a una remisión o disminución de varias horas, de manera paulatina o incluso inmediata.
• Sensación de bienestar y relajación apreciada por los pacientes de forma unánime. La mayoría de los enfermos de cáncer esperan con ansia la sesión de Reflexología.
• Mejoría de la función renal. Aumentan las micciones (sobretodo en volumen) a las pocas horas después del tratamiento. Esto tiene una importancia fundamental a la hora de evacuar toxinas generadas por el tratamiento de cirugía, radio o quimioterapia.
• Regulación de la función digestiva. El estreñimiento frecuente en estas situaciones (secundario a: enfermedad, medicación, inmovilización, astenia) suele mejorar moderadamente.
• Posibilidad de hacer tratamiento sintomático inmediato, de acompañar al paciente durante un procedimiento doloroso.
• Mejora el descanso, induce al y aumenta la calidad del sueño. Pacientes reportan a diario ser capaces de conciliar el sueño con mayor facilidad, dormir sin interrupciones y con sensación de haber descansado al despertarse.
• Mejora la función respiratoria sustancialmente. Una gran mayoría de pacientes sienten la necesidad de respirar mejor y la Reflexología les ayuda a desarrollar mejores patrones de respiración.
• Mejora la función sexual. En no pocos pacientes, los tratamientos contra el cáncer minan la libido y el deseo sexual. Como resultado de la relajación y la eliminación de estrés, se favorece un estado de optimismo y bienestar mayor, lo cual contribuye a un aumento del deseo y una mejor función sexual.


Mais informações em : https://www.facebook.com/#!/mkruchik

Sem comentários: